Gure Txoko

Publicaciones, cine y lecturas sobre la montaña
Reglas del Foro
Aquí tiene las normativas generales. Por favor respételas y, entre todos, conseguiremos un foro mejor organizado.
Responder
Avatar de Usuario
Pepe García
Mensajes: 9287
Registrado: Mié Nov 30, 2005 11:38 pm
Ubicación: Asturianu en Valladolid

Gure Txoko

Mensaje por Pepe García » Dom Mar 01, 2015 4:12 pm

No es un relato de montaña, pero algunos de los que salen, o salimos, en él sí somos montañeros:

A quienes hayan comenzado su vida laboral en los años 70 les sonarán algunas de las cosas de las que voy a hablar.
Fueron tiempos duros (que no nos lo parecían tanto al vivirlos desde la potencia que da la juventud) en los que se juntaron conflictos laborales con conflictos políticos (aprovechándose estos de aquellos).
Yo ingresé en la fábrica Michelín de Vitoria en 1970.
En 1976 hubo momentos muy tensos y dramáticos, en la fábrica y en toda la ciudad. Fue el año en el que Fraga Iribarne dijo aquello de “la calle es mía”. Había muchas asambleas obreras, muchas de ellas en iglesias, y en una de ellas, por una -supongo- irresponsable actuación de la policía (aquellos “Grises”) o de sus dirigentes, ocurrió una tragedia: cinco muertos y más de cien heridos. Recuerdo la emoción con la que escuchábamos entre amigos las grabaciones de las comunicaciones internas de la policía (“hemos disparado más de mil tiros, …”).
A finales de los años 70, ETA decidió intervenir para “ayudar” (?) a los trabajadores en sus reivindicaciones. Esta “ayuda” afectó directamente a Michelín. Hubo una lista de unos 34 trabajadores de la empresa señalados como “colaboradores de la patronal y responsables de la represión”.
La dirección general de Michelín España estaba por entonces en la fábrica de Lasarte (la primera en España, después de la que se implantaron las de Vitoria, Aranda de Duero y Valladolid.
En febrero de 1979, “gudaris” de ETA, “para hacer presión en favor de la negociación de un convenio que estaba atascado” (?), entraron en la fábrica de Lasarte y secuestraron al director general, un francés llamado George Rouzier, al que soltaron poco después con un tiro en una pierna.
Pocos días después, otros “soldados” de aquellos (entre los que se supo más adelante que estaba Arnaldo Otegi) secuestraron al director de la fábrica de Vitoria, Luis Abaitua (una persona honesta y un trabajador competente, al que conocí personalmente), y le soltaron varios días después notablemente perjudicado física y moralmente.
En 1980, ETA continuó “ayudando a los obreros” y atentó contra Jesús Casanova (un empleado del Servicio de Personal de la fábrica de Vitoria, que precisamente me había hecho pruebas para mi ingreso, y del que tengo un buen recuerdo), que recibió varios tiros en la cara, salvando de milagro la vida (que también le quedó desde entonces bastante alterada).
Y en mayo de ese mismo año, ETA culminó sus “ayudas” asesinando de un tiro en la nuca a Luis Hergueta, responsable de la Oficina Técnica y de la seguridad interna de la fábrica de Vitoria. El “motivo”, parece ser que fue tener fama de duro en las negociaciones de convenios por parte de la empresa (?). La autoría del cobarde asesinato se atribuyó a Josu Ternera.
Bien, pues después de este largo preámbulo, a lo que vamos:
No recuerdo exactamente en qué año, creo que a finales de los 70 o comienzos de los 80, Michelín decidió trasladar la dirección general de la fábrica de Lasarte a la de Valladolid, supongo que buscando territorios más seguros –alejados de los “gudaris”- y posiblemente también por alguna otra razón estratégica (en 1983, por cierto, a mi y a mi familia también nos tocó desplazarnos, de Vitoria a Valladolid, por cambiar yo de tipo de trabajo y pasar a estar adscrito a la dirección general).
La consecuencia fue que muchas de las personas que trabajaban en la dirección general (la mayoría muy vascos y con bastantes años de trabajo en Lasarte) “tuvieron” que trasladarse a vivir a Valladolid con bastante disgusto. Sin hablar a favor ni en contra de ninguno de los dos sitios (estas cosas dependen mucho de sentimientos y de arraigos personales), ¿hay lugares más distintos que San Sebastián y Valladolid?
Recuerdo, como si lo estuviera viendo, un objeto que estaba (creo que todavía lo está) en un lugar de las oficinas de la dirección general en Valladolid al que fueron a dar un gran grupo de estos “emigrantes”: una estructura metálica, con peana, que reproducía exactamente un trozo de la barandilla del paseo marítimo de la Concha de San Sebastián. Y en la peana había una plaquita con un dramático texto que me impactó y que recuerdo de memoria (creo que no fallo ni una palabra): “El recuerdo es el único paraíso del que no podrán expulsarnos”.
Curiosamente, varios de estos emigrados, cuando pudieron con los años volver a Guipúzcoa (por cambio de trabajo o por jubilación), o no lo hicieron o les costó hacerlo, supongo que, en parte, por el drama del que habla Espido Freire en su libro “Hijos del Fin del Mundo”: el de sentirse de pronto extranjeros en “su” tierra.
Una consecuencia de tantos vascos en Valladolid fue la creación en la ciudad de algunos sitios para reunirse, cocinar, comer y añorar a su tierra, a la manera de las Sociedades Vascas. Uno de ellos fue el GURE TXOKO (algo así como “Nuestro Rincón”). Nunca tuvo en el exterior ninguna señal indicativa -como una ikurriña, por ejemplo- por evitar en Valladolid posibles problemas de tipo muy distinto a los de ETA (hay indeseables de muchas clases distintas). Este "rincón" aún pervive, aunque supongo que sin la pujanza y la vida que tuvo en su momento. Y en él, nos solemos reunir al menos una vez al año (a finales o a principios) -desde hace tiempo-, varios tradicionales y antiguos amigos y compañeros de trabajo de aquellos tiempos (de los cuales, año tras año, cada vez es mayor el número de los jubilados que el de los que siguen en activo, cosas de la edad).
Hay uno en particular – Miguel- que, como buen vasco, es experto cocinero y es quien nos prepara los manjares, siempre con un estilo “a la vasca”. También hay, entre otras muchas cosas, sagardoa (que no sidra) muy rica.
La última reunión se celebró esta semana pasada. Me desató todos estos recuerdos que he querido revivir y estas son varias fotos de ello.
Va dedicado a esos mis amigos.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Pocholo
Mensajes: 7254
Registrado: Vie Abr 21, 2006 12:23 pm
Ubicación: La Coruña
Contactar:

Re: Gure Txoko

Mensaje por Pocholo » Jue May 19, 2016 3:36 pm

No todo va a ser montaña... :D :D

Avatar de Usuario
frajam
Mensajes: 3671
Registrado: Mar May 15, 2007 9:02 pm
Ubicación: Palencia

Re: Gure Txoko

Mensaje por frajam » Vie May 20, 2016 9:54 am

Bonito relato y agradezco que me amplies algo de información histórica de esa ciudad de adopción que es Vitoria.
Conozco bien el episodio de Zaramaga, pues es en ese barrio donde paso mis días de estancia en la ciudad y paso por el monumento varias veces. Hace un año o poco más pusieron un gran mural sobre aquel episodio aprovechando la fachada de uno de los edificios de la calle Reyes de Navarra, justo enfrente de la iglesia donde se refugió la gente.

Avatar de Usuario
Koky
Mensajes: 1280
Registrado: Mar Nov 21, 2006 11:28 pm
Contactar:

Re: Gure Txoko

Mensaje por Koky » Lun May 23, 2016 8:43 am

Como siempre,"pluma" y "brocha",van de la mano...Muy emotivo Pepe... kk2:)

Avatar de Usuario
Pepe García
Mensajes: 9287
Registrado: Mié Nov 30, 2005 11:38 pm
Ubicación: Asturianu en Valladolid

Re: Gure Txoko

Mensaje por Pepe García » Mar May 24, 2016 10:03 pm

Hombre, Pocholo, frajam y Koky, veo que se ha reactivado esto al publicarlo en el Facebook para recordar las hazañas de paz de Otegi. Memoria histórica, que dicen.
Saludos, amigos.

Responder

Volver a “LITERATURA Y CINE DE MONTAÑA,...”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 5 invitados