Revisión de dos ascensiones pioneras (Parte II)

Rutas y actividades en Picos de Europa y entorno. Sólo actividades. Para preguntas e información, dirigirse al foro general "PICOS DE EUROPA".
Reglas del Foro
Este foro, es exclusivo para publicar reportajes. Para hacer preguntas o informar sobre el tema, utilice el foro general "Picos de Europa".
No se admiten actividades que sean un link a otra dirección distinta a Foropicos o Picoseuropa, a menos que sean un complemento del publicado aquí (y no al revés).
Aquí tiene las normativas generales. Por favor, respételas y entre todos conseguiremos un foro mejor organizado. Muchas gracias.
elisa
Mensajes: 145
Registrado: Mar Sep 30, 2008 3:05 pm

Revisión de dos ascensiones pioneras (Parte II)

Mensajepor elisa » Sab Nov 25, 2017 6:39 am

Revista Ilustrada de Alpinismo Peñalara nº 561, III Trimestre, 2017

ASCENSIONES DE CASIANO DE PRADO Y JOHN ORMSBY EN LOS PICOS DE EUROPA: CERTEZAS E INCERTIDUMBRES

J. Longo, E. Villa y J. Wensell


(Continuación)

Chequeo a una nueva hipótesis

Cuando Eusebio guió a Ormsby todavía debía de tener muy presentes las dificultades encontradas en 1856 en la cara nororiental (nieve helada, una cresta complicada) y el recuerdo de que en el descenso por el sur la nieve ya no representó ningún problema. Sin embargo, si eligió ese camino, la cumbre desconocida a la que llegó junto a Ormsby no pudo ser el Tiro Tirso, sino alguna otra situada al sur de la Torre del Llambrión y muy próxima a ella. La cima candidata no puede ser otra que la Torre de Casiano de Prado.

La ruta de Ormsby y Eusebio, como en el caso de Casiano de Prado, habría comenzado en la Vega de Liordes, pero a partir del Sedo de La Padierna tomarían dirección oeste para alcanzar Las Colladinas. En la Primera o Segunda Colladina, abandonarían la senda y comenzarían la ascensión por la empinada ladera meridional de las cumbres que forman el conjunto del Llambrión.

Tomemos el relato de Orsmby y veamos si una hipotética ascensión a la Torre de Casiano de Prado desde el sur podría ajustarse a lo que el británico cuenta en ese texto.

1. “Mientras pudimos ver la Torre del Llambrión y el monolito en su cumbre, todo fue viento en popa, pero tras subir a una o dos o crestas nos vimos perdidos entre una multitud de picos…”. La cumbre del Llambrión es visible desde la Vega de Liordes y desde el tramo del camino situado bajo el Hoyo de Los Llagos, pero queda oculta al colocarse bajo los contrafuertes de la Torre de las Minas de Carbón y, por tanto, la referencia se pierde.

Imagen
Primer tramo de la larga y dura subida por la ladera sur del Llambrión. En primer término, la Segunda Colladina.

2) “... Eusebio comenzó a dudar y confesó que el camino que seguíamos le resultaba desconocido (....) admitiendo que estaba equivocado....”. Una vez que se comienza la ascensión por la ladera, la complejidad de esta, con multitud de agujas, escalones y canales, dificulta la orientación.

3) “… aunque para alguien acostumbrado los pasos no eran realmente peligrosos, a menudo fueron difíciles y, en algunas zonas, decididamente desagradables… Cuando las cosas se pusieron verdaderamente difíciles, el hombre que llevaba mi mochila renunció a seguir, poseído por el miedo…”. Las palabras de Orsmby transmiten la impresión de estar describiendo una ascensión larga y compleja. En la primera línea podría referirse al tramo situado por encima de Las Colladinas y por debajo de las Torres de las Minas de Carbón, y es posible que en el resto aludiera a la barrera rocosa que aparece a unos 2400 m y que cierra el paso hacia las alturas. Dicha barrera es un tramo clave, porque sólo presenta dos puntos débiles, de similar dificultad: a la izquierda el muro utilizado hoy día por algunos montañeros, y, a la derecha, un estrecho pero bien marcado canalizo.

Imagen
Dos pasos permiten franquear la banda de calizas compactas que parece cerrar el camino a las cumbres a cota 2400. Ormsby y Eusebio habrían tomado la estrecha canal de la derecha (flecha).

4) “Sin embargo, Eusebio perseveró y, finalmente, me hizo señales para que le siguiese. Todo iba bien ahora: él podía ver el mojón y estaba a poca distancia de nosotros”. Tras superar el canalizo citado en el punto anterior, la lógica del terreno conduce directamente a la cumbre de la Torre de las Minas de Carbón. Y, ¡oh, sorpresa!: contra toda intuición, el mojón del Llambrión aparece a la vista. Es necesario destacar aquí que este es el único punto de la ladera sur desde el que, asomando por detrás de la más cercana Torre de Casiano de Prado, se puede ver la cima del Llambrión.

Imagen
La Torre de Casiano de Prado y la del Llambrión (círculo blanco) vistas desde la Torre de las Minas de Carbón, el lugar desde el que vieron el mojón. La línea amarilla sigue la vía de subida a la primera.


5) “Un cuarto de hora de ardua escalada nos llevó a la cima, donde Eusebio dejó escapar un gemido: estábamos en el pico equivocado”. Acometen directamente la cumbre a la vista pero, cuando la coronan, descubren que no es la que esperan. El tiempo empleado en este tramo y el adjetivo que emplea para calificar la escalada se ajustan bien a lo que supone alcanzar la Torre de Casiano de Prado por su pared sur (grado III+).

6) “Enfrente de nosotros estaba la verdadera cima, a solo 200 o 300 yardas ….”. La estimación de Ormsby equivale a decir entre 180 y 270 metros. La distancia en línea recta entre el Llambrión y la Torre de Casiano de Prado es de 240 m, una cifra comprendida dentro del margen estimado por Ormsby.

Imagen
Una aérea arista une la Torre de Casiano de Prado (punto desde el que se ha tomado la fotografía) y la Torre del Llambrión, rodeando por la izquierda el impresionante vacío que se abre entre ambas.

7) “...pero separada de nosotros por una imponente brecha (o abismo)…”. Las palabras que usa Ormsby son “cleft” y “chasm” que pueden significar tanto abismo, como sima, grieta, brecha, partición, etc. La Torre de Casiano de Prado y la del Llambrión están unidas por una arista semicircular que se curva hacia el oeste rodeando el precipicio que se abre entre los verticales paredones de ambas cimas, un gran vacío compatible con la descripción realizada por Ormsby.

8) “…. de 1500 pies de profundidad”. El corte entre la Torre de Casiano de Prado y el Llambrión tiene una profundidad de unos 250 m, cifra bastante menor que la estimada por Ormsby (450 metros). Sin embargo, la impresión de profundidad se agranda a poco que la vista del observador se desvíe hacia el este, en dirección al Tiro Tirso.

9) “Eusebio intentó consolarme diciendo que ambas cimas venían a ser casi lo mismo, ya que el otro punto solo estaba unos 30 o 40 pies más alto… Yo calculé que la diferencia de altura era por lo menos el doble; el veredicto del barómetro fue que era de más de 100 pies…”. La Torre de Casiano de Prado es 34 m (= 111 pies) más baja que la Torre del Llambrión. Ormsby calculó la diferencia de altura midiendo la de la cima desconocida con su barómetro (cuya precisión y exactitud destaca en el texto) y comparándola con la cota que aparece en el mapa de Coello de 1862. Su resultado se ajusta perfectamente a una hipotética posición en la Torre de Casiano de Prado.

10) “... Para rodear aquel abismo habríamos necesitado un par de horas…”. El tiempo estimado por Ormsby resulta exagerado para el recorrido entre la Torre de Casiano de Prado y el Llambrión. Pero en su cálculo pudo influir el aspecto complicado, aparentemente difícil y por tanto desalentador, que muestra la arista. Ello, unido a las dudas y dificultades acumuladas en la jornada (especialmente la última trepada), sin duda habría influido en la decisión de no continuar.

11) Finalmente, la ausencia de cualquier mención de Ormsby a la presencia de hielo o nieve, refuerza la probabilidad de que la ascensión haya discurrido por la cara soleada del Llambrión.

Imagen
Ladera oeste de la Torre del Llambrión. Se señala el itinerario que pudieron seguir Orsmby y Eusebio en su hipotética ascensión a la Torre de Casiano de Prado.

¿Es posible llegar a alguna conclusión?

La mayoría de los puntos analizados presentan una buena compatibilidad entre el relato de John Ormsby y las características de una ascensión desde el sur a la Torre de Casiano de Prado. Hay incluso marcadas coincidencias entre sus estimaciones de alturas y distancias y la realidad de esa zona. Pero hay dos párrafos, los de los apartados 8 y 10, en los que sí hay discrepancias. Por tanto, nuestra impresión final es que, a causa de las imprecisiones del relato de Ormsby, no es aconsejable proponer una conclusión definitiva. Permanece, pues, la incertidumbre. Sin embargo, la hipótesis de la ascensión a la Torre de Casiano de Prado nos parece ahora la más probable, puesto que el dato de la diferencia de altura, explicado en el punto 9, resulta muy convincente. En este giro (con respecto a la principal interpretación dada hasta el momento) ha jugado un papel determinante una certeza recientemente adquirida: Casiano de Prado descendió en 1856 por la vertiente sur del Llambrión, lo que significa que Eusebio conocía esa aproximación y sus posibles ventajas.

La hipótesis formulada en 2010, una ascensión al Tiro Tirso, presenta una importante implicación histórica: la de asignar a Ormsby la primicia de la conquista del Tiro Tirso. A la vista de los nuevos datos, parece prudente seguir otorgando a Gustav Schulze el honor de haber sido el primer alpinista en poner el pie en esta cumbre, hecho acaecido en 1906.

Agradecimientos. Los autores dedican este artículo a la memoria de Alfredo Íñiguez, escalador y montañero enamorado de Los Picos de Europa, quien, con gran tenacidad, estudió la vertiente norte del circo del Llambrión buscando resolver el problema de la ascensión realizada por John Ormsby y Eusebio.

Avatar de Usuario
noyar
Mensajes: 106
Registrado: Lun Feb 11, 2013 7:09 pm

Re: Revisión de dos ascensiones pioneras (Parte II)

Mensajepor noyar » Sab Nov 25, 2017 9:54 am

Los autores de este artículo habéis realizado un trabajo impresionante de investigación histórica. Habéis recreado de manera minuciosa y tras un estudio detallado una ascensión tremendamente arriesgada y valiente para la época en la que se realizó. Este reportaje posee un mérito enorme ya que si no fuera por autores como vosotros, se perdería en el olvido estos eventos tan significativos de la historia de los Picos de Europa. Habéis contribuido de manera ejemplar a aclarar un misterio que marcó la historia de las ascensiones a las principales montañas de España. Gracias a vosotros, estos hechos han quedado reflejados de una manera objetiva y ajustada a las evidencias existentes. Vuestra presentación de los datos de partida de la investigación y las hipótesis derivadas de ellos tienen un rigor científico ejemplar. Habéis escrito el articulo de una manera muy didáctica y lo habéis ilustrado con fotos muy claras de tal manera que vuestros argumentos se pueden entender perfectamente. Os agradezco enormemente el trabajo tan minucioso y laborioso realizado y que lo hayáis compartido con todos nosotros, ya que gracias a vuestra labor, podemos entender y disfrutar un poco más de nuestros amados Picos de Europa.

Avatar de Usuario
Carlitos
Mensajes: 2812
Registrado: Mié May 21, 2008 6:09 pm

Re: Revisión de dos ascensiones pioneras (Parte II)

Mensajepor Carlitos » Sab Nov 25, 2017 4:09 pm

Gran trabajo de investigación piquista,Elisa y compañía.
Menos mal que no has tardado apenas en presentar la segunda parte,!estaba en ascuas!.
No es de extrañar que Eusebio no recordara bien la ruta cuando guiaba al británico,
no en vano entre el descenso con Casiano de Prado y la ascensión con Ormsby pudieron pasar hasta 16 años.

Felicidades por el trabajo.

Saludos

Avatar de Usuario
Treparriscos
Mensajes: 919
Registrado: Sab Feb 04, 2006 10:15 pm

Re: Revisión de dos ascensiones pioneras (Parte II)

Mensajepor Treparriscos » Dom Nov 26, 2017 10:02 am

Quizá algunos recordéis un hilo titulado "Una primera ignorada", de enero de 2011, muy directamente relacionado con el que abre Elisa. En él, nuestro siempre recordado Alfredo realiza un análisis muy interesante de la aventura de Ormsby. Lo que Alfredo no sabía era que no jugaba con todas las cartas. Faltaba el as de oros: El verdadero descenso de Casiano de Prado. Y eso lo cambia todo.

En una de las respuestas de ese hilo, Chus* escribió: "Gracias, Fredo y Elisa, por los buenos ratos que hemos compartido rastreando la historia. ¿Continuará...?"

Clarividente Chus*. Y Elisa nos muestra ahora la continuación. Gracias, Elisa.

Saludos.

J.A.P.
Mensajes: 159
Registrado: Dom Ene 15, 2006 3:50 pm
Ubicación: Hoy aquí

Re: Revisión de dos ascensiones pioneras (Parte II)

Mensajepor J.A.P. » Dom Nov 26, 2017 3:14 pm

Muchas gracias por regalarnos este gran trabajo de investigación. Si Fredo consiguió con el suyo dejarme con la boca abierta, vosotros vais a conseguir que no sepa cuando pueda cerrarla.
En serio, da gusto dejarse caer por aquí y encontrar relatos como este.
En cuanto a los puntos 8 y 10 creo que no se debe de tomar al pie de la letra lo manifestado por ellos. Cuantas veces tras una dura jornada de montaña cuando ya bastante cansados, estamos a punto de coronar lo que creemos es la cumbre, vemos que no es esa y que nuestro objetivo queda todavía un poco lejos.
Cuando esto sucede, una de dos. Hacemos de tripas corazón y tiramos para arriba, o miramos hacia arriba y pensamos.... joder, otra hora mas hasta arriba (aunque solo sea media). Así que nos damos la vuelta y la media hora que nos faltaba seguirá siendo una, aunque solo sea para reforzar nuestra decisión.

Saludos

ricardo1000
Moderador_secreto
Moderador_secreto
Mensajes: 1076
Registrado: Mar Oct 12, 2010 5:08 pm

Re: Revisión de dos ascensiones pioneras (Parte II)

Mensajepor ricardo1000 » Lun Nov 27, 2017 9:47 pm

Hola
Fantástica labor de investigación
Muchas gracias por compartirla con todos nosotros
Un saludo


Volver a “REPORTAJES DE ACTIVIDADES EN PICOS”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google Adsense [Bot] y 5 invitados