"Mi" MONT BLANC (1)

Rutas y actividades en Picos de Europa y entorno. Sólo actividades. Para preguntas e información, dirigirse al foro general "PICOS DE EUROPA".
Reglas del Foro
Este foro, es exclusivo para publicar reportajes. Para hacer preguntas o informar sobre el tema, utilice el foro general "Picos de Europa".
No se admiten actividades que sean un link a otra dirección distinta a Foropicos o Picoseuropa, a menos que sean un complemento del publicado aquí (y no al revés).
Aquí tiene las normativas generales. Por favor, respételas y entre todos conseguiremos un foro mejor organizado. Muchas gracias.
Avatar de Usuario
Pepe García
Mensajes: 9040
Registrado: Mié Nov 30, 2005 11:38 pm
Ubicación: Asturianu en Valladolid

"Mi" MONT BLANC (1)

Mensajepor Pepe García » Jue Oct 11, 2007 9:07 am

Viene de:
http://www.foropicos.net/foro/viewtopic.php?t=15129

Bueno, pues empiezo con lo que es propiamente el relato de lo que hicimos por el Mont Blanc.

Como dije, partimos para Chamonix el dia 04-08-2001, sábado, y la vuelta estaba prevista para el día 11 (teníamos reservados los apartamentos hasta el día 10).

El viaje resultó un poco pesado: son unos 1400 Km. desde Valladolid y el día de viaje quizá no estuvo muy bien elegido: era el primer sábado de agosto y nos encontramos las carreteras del sur de Francia con mucha circulación, llenas de “bouchons” (tapones, atascos) incluso en las autovías.
Hizo calor durante el viaje, pero al llegar a Chamonix, con la tarde bastante avanzada, llovía a jarros. El recoger las llaves de los apartamentos (para los que hubo que pagar una fianza bastante exagerada: unas 100.000 PTA) e instalarse fue bastante engorroso.

A la mañana siguiente, que amaneció con buen tiempo, lo primero que se nos apareció fue la siguiente vista deslumbrante desde el apartamento:

Imagen

Estuvimos un rato identificando lo que se veía: cumbre del Mont Blanc, las Bosses (qué bien se veían las dos jorobitas), Dôme de Gouter, Glaciar de Bossons, ... Era emocionante llegar a distinguir con los prismáticos a los montañeros evolucionando por allá arriba, por donde esperábamos andar también nosotros al cabo de pocos días.
Resultaba increíble pensar que el desnivel que había desde Chamonix hasta la cima era de casi 3.000 m. Era todo tan grande que no se hacía uno a la idea.

Esta vez sí pudimos ver lo que señalaba Balmat a Saussure:

Imagen

Según lo previsto, compramos billetes para el día siguiente en el teleférico de la Aiguille du Midi (para las 6h30’) y dedicamos la mañana a hacer turismo.

Cogimos el tren a Montenvers para ver el Glaciar de la Mer de Glace. Desde el tren se veían salir de entre la nubes a los míticos Drus:

Imagen

Acostumbrados a otras montañas, todo resultaba desmesurado.
La inmensa Mer de Glace con las no menos míticas Grandes Jorasses al fondo:

Imagen

Turisteando por el glaciar:

Imagen

Imagen

La tarde la dedicamos a ver Chamonix, hacer los primeros contactos con la Maison de la Montagne para ver las previsiones de la Meteo (no muy buenas para la semana) y preparar el primer contacto con la montaña del día siguiente.

A las 6h30’ de la mañana cogimos el teleférico hacia la Aiguille du Midi (estaba bastante nublado):

Imagen

Al llegar a la Aiguille (3.800 m.) empezamos a notar (algunos) los primeros efectos de la altura: ligero mareo, corazón excesivamente alterado, ...
Ninguna vista del Mont Blanc debido a las nubes.

Primeras prácticas de encordamiento y salida por el túnel de hielo hacia la “incómodamente aérea” (que dice el libro “Cuatromiles de los Alpes”) Arista Este (Arista Midi - Plan).

Imagen

Es curioso ese paso donde te conviertes de repente de “turista” en “montañero” (incluso un cartel te lo advierte explícitamente). Como el paso es tan brusco, la verdad es que la arista impresiona un poco (al menos a mi) y sólo te relajas cuando sales de ella:

Imagen

La Vallée Blanche o Valle Blanco es grandioso, con el Mont Blanc de Tacul insinuándose al fondo:

Imagen

Hicimos dos cordadas de tres, muy equilibradas, que mantuvimos igual después para el Mont Blanc: los tres Aguilar (Manolo, Pedro y Pedro) en una, y los dos García (Miguel Ángel y yo) y Patxi en la otra. En cada una de ellas había: un “veterano” (Pedro y yo, en mi caso prefiero esa palabra a la de “viejo”), un “fuerte” (Manolo, Patxi) y un “joven” (Pedro hijo, Miguel Ángel):

Imagen

En la fuerte y pendiente subida hacia el hombro del Mont Blanc de Tacul nos encontramos ya con la niebla:

Imagen

De todas formas tengo que aclarar que el tono oscuro que tienen algunas de las fotografías a partir de ahora se debieron a un fallo intermitente de la máquina (nunca me había fallado la Nikon 801s) debido (parece ser: me la repararon a la vuelta) a alguna suciedad asociada a la humedad y, sobre todo, al frío.

Pasando una grieta:

Imagen

Ante la pirámide final del Mont Blanc de Tacul, apenas visible entre la niebla:

Imagen

En la escalada final, con escalones tallados en el duro hielo, que la hacían más fácil y segura:

Imagen

Cruces con otras cordadas en un punto estrecho antes de la cima, que obligaban a esperas donde se iba quedando uno frío:

Imagen

Y cima, con la especial sensación de siempre. En este caso, además, ¡nuestro primer 4.000!:

Imagen

Imagen

Destrepe hacia los escalones de hielo:

Imagen

En la zona de los escalones, con otros dos montañeros por debajo comenzando la pirámide final:

Imagen

Paso de la grieta (la verdad es que impresionaba ver aquellas oscuras y lóbregas profundidades):

Imagen

Bajamos sin novedad la fuerte pendiente hasta el Valle Blanco y allí, de repente, ¡otro de mis famosos pajarones!: me quedé sin fuerzas. Afortunadamente llevaba buenos compañeros y Patxi (quizá la persona más fuerte y completa que he conocido en montaña, habría dado un buen ochomilista: no le afectó en absoluto en ningún momento la altura) me preparó un té que me sentó bien, aunque no llegué a recuperar las fuerzas.
La subida hasta la arista me resultó muy penosa: me veía obligado a pararme cada tres o cuatro pasos. De todas formas, había quien iba peor: aún así adelantamos a alguna cordada.
Una vez en la arista, que es lo más delicado, me impuse la disciplina de, aunque iba muy lento, no pararme nunca para no entorpecer excesivamente el paso.

Llegada al túnel de hielo de entrada a la Aiguille du Midi:

Imagen

Era curioso ver a algún turista, sobre todo japonés, pidiendo permiso para fotografiarse con los “alpinistas” que íbamos llegando (en alguna foto estaremos por Japón).

El pajarón debió ser causado por la altura, porque al ir perdiéndola en el teleférico me fui encontrando cada vez mejor (en la cordada de los Aguilar también sufrieron sus efectos). Una sopilla caliente en el “campo base” terminó de poner las cosas en su sitio. De todas formas me quedó cierta preocupación de cara a la subida al Mont Blanc.

El día siguiente amaneció con muy buen tiempo y, mientras los montañeros descansábamos (y zanganeábamos) por Chamonix, nuestras tres mujeres y los otros tres chavales aprovecharon para subir en el teleférico a la Aiguille du Midi, haciendo fotos mucho mejores de lo que nosotros habíamos podido el día anterior (las mías, a continuación, las hizo mi mujer, que se llevó la cámara que, con el buen tiempo, se ve que funcionó mejor).

Arista Este, desde una pasarela que hay en la estación superior del teleférico:

Imagen

Detalle de la salida del túnel y de la arista desde el mirador de la Aiguille:

Imagen

Procesión de montañeros entre la Arista Este y el Valle Blanco (se aprecia alguna grieta en la que el día anterior casi ni habíamos reparado):

Imagen

Continúa en:
http://www.foropicos.net/foro/viewtopic.php?t=15149

Volver a “REPORTAJES DE ACTIVIDADES EN PICOS”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 13 invitados