Relatos allende los mares

Reglas del Foro
Sólo reportajes, por favor. Para hacer preguntas o informar, utilice el subforo correspondiente. No se admiten actividades que sean un link a otra dirección distinta a Foropicos o Picoseuropa, a menos que sean un complemento del publicado aquí (y no al revés).
Aquí tiene las normativas generales. Por favor, respételas y, entre todos, conseguiremos un foro mejor organizado.
rigel
Mensajes: 123
Registrado: Jue Ene 10, 2013 6:46 pm

Re: Relatos allende los mares

Mensajepor rigel » Mié Ene 15, 2014 12:07 am

Gracias por vuestro agrado, no esperaba menos,aunque me sentía un poco culpable.
Conservo todavía mi Diario de Navegación de Alumno de Náutica, legalizado por la Comandancia de Marina, para justificar los días de mar exigidos para el examen de Piloto de la Marina Mercante, buscaré los folios y los publicaré, Juan

rigel
Mensajes: 123
Registrado: Jue Ene 10, 2013 6:46 pm

Re: Relatos allende los mares

Mensajepor rigel » Mié Ene 15, 2014 1:29 am

:mrgreen: Diario de Navegación
Última edición por rigel el Lun Feb 24, 2014 4:13 pm, editado 1 vez en total.

rigel
Mensajes: 123
Registrado: Jue Ene 10, 2013 6:46 pm

Re: Relatos allende los mares

Mensajepor rigel » Sab Ene 18, 2014 6:09 pm

Dentro de mi aceptada situación, me alegro distraeros que me dan estimulo para mi corto futuro.
Figuraros haciendo las cornisas de Arenizas por primera vez guiados por un GPS cerrados en niebla y este deja de funcionar, seguro que dirías ¿Y ahora qué ?. Lo que dijo el capitán del Yorktown.
Ahí va historia.

Es una brillante mañana para navegar, pensó el capitán. El USS Yorktown se deslizaba por el tranquilo mar impulsado por los ochenta mil caballos de sus cuatro turbinas de gas. Sobre la superestructura, el moderno sistema Aegis del crucero clase Ticonderoga escrutaba los cielos hasta centenares de millas de distancia. Cualquier atacante tendría que vérselas con el más moderno sistema de defensa aéreo jamás instalado en un buque,capaz de derribar setenta aviones enemigos antes antes que a esos presumidos pilotos de caza del portaaviones se les enfriase el té.

-Capitán, el radar de barrido electrónico señala un avión no identificado acercándose a nuestra posición. Tiempo de llegada, once minutos.

-¿Estamos en posición de tiro?

-Aún no, señor. Recomiendo un cambio de rumbo hasta 071º.

-Proceda

-Dirección de tiro a puente de mando, aquí control de tiro. Vire hasta 071º. Sí, inmediatamente. ¿Cómo dice? Capitán, informan de un problema técnico con el sistema de gobierno.

-Páseme el micro. ¡Máquinas, aquí el capitán! ¿Por qué no gobierna el timón?

-Señor, tenemos un pequeño problema con una de las válvulas del sistema hidráulico.

-¿Se ha estropeado?

-No, señor, pero el sistema de control dice que está cerrada. Es raro, generalmente este software canadiense no da problemas. Corremos bajo Windows NT, y...

-No me importa, teniente. ¿Puede arreglarlo?

- Claro, señor, no hay problema. Tendré que calibrar el sistema e introducir las correcciones en la base de datos manualmente, pero creo que... uups.

-¿Uups? ¿Qué significa uups?

— Nada, señor. Por error, he introducido un cero en uno de los campos de la base de datos. Todo está bajo control.

— Biiiip, biiiip, sobrecarga en base de datos. La red de área local ha caído, repito, la red de área local ha caído, reinicie el sistema, biiiip, biiiip...

— ¿Qué diablos ocurre? ¡Teniente! ¿Por qué no funciona el sistema informático?

— Puente, aquí radar. El objeto enemigo se aproxima, tiempo hasta alcanzar nuestra posición, cuatro minutos.

— Señor, no comprendo, jamás había ocurrido antes. Pero no es nada grave, yo creo...

— Biiiip, biiiip, fallo en los controles de navegación. El sistema de dirección no responde, no hay control de dirección, biiiip, biiiip.

— ¡Teniente! ¿Por qué no funciona el timón? ¡Póngalo en marcha inmediatamente!

— Señor, sí señor. No se preocupe, en menos de dos horas volveremos a...

— Puente, aquí radar. Avión enemigo a un minuto de nuestra posición.

— ¡Sala de radio! Envíe un mensaje urgente a la flota. Estamos siendo atacados, no tenemos sistema de dirección, necesitamos ayuda urgente. ¡Abandonen el...!

(EFE – Noticias. Prosiguen las labores de búsqueda de los supervivientes del Yorktown, hundido por causas que aún se desconocen. Fuentes de la Marina han calificado de “ridículos” los rumores relativos a un fallo informático masivo. No se descarta la posibilidad de una acción terrorista. Las fuerzas norteamericanas en la zona del Golfo han sido alertadas en previsión de una acción militar de represalia...)

¿Os ha gustado el cuento? Pues, salvo la parte del "avión enemigo", todo es absolutamente cierto. En septiembre de 1997, el USS Yorktown quedó sin control durante dos horas debido a una división por cero.
De risa verdad, saludos Juan

Avatar de Usuario
Esla
Mensajes: 1210
Registrado: Sab Ago 25, 2007 11:00 am
Ubicación: LEÓN
Contactar:

Re: Relatos allende los mares

Mensajepor Esla » Lun Ene 20, 2014 12:05 am

:lol: Pues sí parece de risa, rigel; aunque no creo que ellos se rieran mucho... :lol: Vaya con los ceros, para que luego digan...Una historia buenísima!!
Un saludo :lol:
"Ni en el llegar ni el hallazgo tiene el amor su cima: es en la resistencia a separarse en donde se le siente". Pedro Salinas

rigel
Mensajes: 123
Registrado: Jue Ene 10, 2013 6:46 pm

Re: Relatos allende los mares

Mensajepor rigel » Vie Ene 24, 2014 12:13 pm

Estas historias que os pueden parecer de película, son autenticas, de un tiempo en que los hombres, convivían, más o menos amistosamente, que de todo había, pero existía en ellos relación, valores que hoy no se ven muy a menudo (amistad, solidaridad, compañerismo, llamadle “h”) que hacían que la vida fuese mas plena, y que nadie oyese esto tan frecuente hoy: “Yo paso de..."
Acabo, y no passso... de mis amigachos, ni de la tertulia..
Hace ya unos muchos años , recuerdo un viaje a Lobito (Angola) por cereal. Qué tiempos aquellos...mitad del XX. Era uno de mis primeros viajes como piloto en el V/Kauldi con una tripulación de las que pasan los años y se recuerda.
Teníamos dos alumnos, de Náutica y Máquinas de lo más original cuyas hazañas bien pudiera escribirse un libro.
La cosa es que organizaron una tienda de ultramarinos con despacho desde el portillo de su camarote, los estibadores cuando dejaban el trabajo en procesión compraban un licor, mezcla de Whisky y té en proporción conveniente, hasta asistencia médica con aspirinas. El caso es que uno de nuestros alumnos, en una de sus correrías vespertinas contacto con una moza del lugar al parecer tremendamente “cariñosa” que como en la vieja Habanera “a su bohío se lo llevó...” El asunto debió ir muy bien, puesto que incluso hizo amistad con algún que otro miembro del poblado, que de algún modo le hablaron de sus penurias “medicas”, así que al de un par de días volvió al lugar provisto de abundantes aspirinas y mercromina, fue notable éxito entre los aborígenes. Muy contenta la muchacha lo acogió en su cabaña, probablemente para que no tuviese que andar solo por el bosque y encima de noche, expuesto a un ataque de alguna fiera.
A la mañana siguiente ¡Oh sorpresa! La ropa había desaparecido. Nuestro hombre paso el día en el poblado, mandando en cuanto pudo un emisario al barco, para poner en antecedentes de su estado (SOS desnudo, mandar ropa”), mientras tanto, la muchacha le proporciono una sabana, o cosa semejante con que poder cubrirse sus “vergüenzas”. Al parecer el paquete de las aspirinas, y la mercromina se salvo del hurto, así que nuestro amigo comenzó abrió consulta con el hechicero de la tribu. Debió alterar tanto la vida del poblado, que al poco rato tenia cola de pacientes. Menos mal que en aquel entonces las autoridades coloniales pasaban de largo, confiando en lo que se ahorraban en aspirinas.
El “viejo” (capitán) no se enteró de su ausencia. Ya atardecido llegaron su “socio” y algún otro compañero de fatigas a rescatarlo. Allí lo encontraron, sentado en un trono cubierto por una piel de leopardo y envuelto con su sabana, a su derecha un artístico escudo, dos lanzas cruzadas y a sus pies otra piel con leopardo dentro. Me contaron cierta resistencia a volver a bordo, pues estaba convencido de haber encontrado el Edén bíblico. Se lo trajeron a gorrazos.
Hechos verdaderos solamente he cambiado el orden para guardar la intimidad del protagonista, aunque en la actualidad no le importe mucho.
Termino con un dolor espalda que no se lo salta un campeón olímpico.
Gracias por vuestras condolencias (por adelantado) de Rigel (a) el pupas ¿qué le vamos hacer?, el humor por delante y si no te ..... y baila. kk5:)

Avatar de Usuario
Esla
Mensajes: 1210
Registrado: Sab Ago 25, 2007 11:00 am
Ubicación: LEÓN
Contactar:

Re: Relatos allende los mares

Mensajepor Esla » Vie Ene 24, 2014 12:52 pm

Querido, querídísimo ya, rigel (Juan); estoy llorando de la risa.
Antes si "os lo montábais bien". Leyendo esta anécdota he pensado en los "botellones" , trasnochados, repetitivos y asépticos (de memoria) de ahora. Las comparaciones son odiosas, pero...Nada, no hay color. La diferencia "sólo" está en el concepto, como dirían ahora los expertos en sociología, o como se llame eso que nos estudia...
Un abrazo :D
"Ni en el llegar ni el hallazgo tiene el amor su cima: es en la resistencia a separarse en donde se le siente". Pedro Salinas

rigel
Mensajes: 123
Registrado: Jue Ene 10, 2013 6:46 pm

Re: Relatos allende los mares

Mensajepor rigel » Mié Feb 19, 2014 11:37 pm

Entre mares y montañas siempre han habido primerísimas que marcaron un hito en la historia de sus conquistas, Cervino, Everest, K2 entre otras muchas que todos conocemos.
Primera vuelta al mundo en solitario con una modesta embarcación reconstruida por el mismo personaje, Capitán de la Marina Mercante estadounidense Joshua Slocum, bautizada con el nombre de “Spray” velero de 11 metros de eslora durante los años 1895 a 1898.
De su lectura recuerdo situaciones reales durante todo el relato, pero jocosamente un episodio que le pudieron costar problemas en la navegación. En su escala en Santa Elena camino de regreso al norte, le regalaron una cabra para que mitigara su soledad, la cabra se comía todo lo que pillaba en cubierta, cabos, jirones de vela pero un buen día entro en el camarote y se trajinó enterita ¡la carta para navegar por de Las Antillas!, muy necesaria para surcar estas islas.
Le obligó hacer escala en la isla de Ascensión donde había destacado un crucero de la Royal Navy facilitándole otra y aprovechar para abandonar, a esa encarnación del mal que amenazaba con devorarlo todo.
Vino a bordo de la Spray un contramaestre del crucero inglés para hacerse cargo de la cabra y cuando estaba intentando transbordar desde su bote, se les adelantó desafiándole a él y a sus hombres a que embarcaran en su dominio, fue reducida y por fin me quedé en la paz de la soledad
No recuerdo que en sus travesías por el Pacífico citara haber encontrado calamares gigantes que le atacaran, pero si es cierto que existen entre Hawaii y Samoa en el Pacífico Sur, miden entre todo su cuerpo y tentáculos de 25 cm. de diámetro extendidos, unos 18 metros, atacan a embarcaciones en pleno día y peligrosos para barcos menores. Se supone que el ataque es debido a tomarlo por su máximo enemigo, el tremendo cachalote, en la lucha intervienen varios ejemplares de estos cefalópodos y mamíferos.
La próxima unase barcos fantasmas, muy interesante. Gracias Esla, por mi edad permíteme llamate carñosamente "eres un sol" . Saludos a todos de Juan/rigel


Volver a “OTROS SISTEMAS DEL MUNDO”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Aidix y 1 invitado