Las Monxinas

Reglas del Foro
Sólo reportajes, por favor. Para hacer preguntas o informar, utilice el subforo correspondiente. No se admiten actividades que sean un link a otra dirección distinta a Foropicos o Picoseuropa , a menos que sean un complemento del publicado aquí (y no al revés).
Aquí tiene las normativas generales. Por favor, respételas y, entre todos, conseguiremos un foro mejor organizado.
Avatar de Usuario
noyar
Mensajes: 108
Registrado: Lun Feb 11, 2013 7:09 pm

Las Monxinas

Mensaje por noyar » Mié Jul 30, 2014 10:13 pm

Hola a todos,
A casi todos los montañeros, ciertas vistas nos producen una emoción especial. Existen ciertas estampas que de repente nos causan una profunda impresión en la retina, unas veces sin que haya un motivo aparente, otras veces porque se trata de algo particularmente bello y algunas otras porque allí hemos vivido experiencias que nos han impactado.
En mi caso y por varios motivos, la siguiente estampa de la foz de los Beyos me produce este tipo de sensaciones.
Imagen
Dentro de esta estampa, hay dos cosas que siempre me atrapan la vista, una es las cinco inclinadísimas cangas que cortan la sierra que empieza en la cima del Cueto Gonzalo y que perpendicularmente al Sella bajan hasta éste. Desde el Norte, esas cangas son muy abruptas como se aprecia en la siguiente foto. Sus nombres de arriba abajo, son Gonzalo, la Texa, Llimayu, la Muda y Grancena.
Imagen
La otra formación geológica que me atrae la mirada es esos cuatro bonitos picos que justo por debajo del impresionante pico de La Plana, forman una curiosa hilera y que se denominan las Monxinas.
Imagen
Cuando se conduce por la carrera de los Beyos en dirección a León, antes de llegar a Ceneya y si uno se fija con suma atención en la Monxina más alta y esbelta, sobre todo en mañanas de días claros, se puede observar como cerca de su base un rayo de sol parece atravesarla. Por algún motivo desconocido, éste hecho siempre me llamó muchísimo la atención y en varias ocasiones paré el coche para observarlo con detenimiento.
Hace poco se me presentó la ocasión de explorar estas zonas y es de lo que trata este reportaje que comparto con vosotros por si alguno le pudiera resultar interesante.
En un reportaje anterior había descrito como desde Puente Huera se podía subir por el camino que sube al Derrabau y desde allí caminar paralelamente al Sella, a cierta altura sobre éste y cruzar los cuatro valles perpendiculares al Sella y que de Norte a Sur, son el de Viarcellós, el de Trespuniellos, él de la Provía y finalmente él del Embudo, así que en este reportaje no voy a repetir esta descripción y me concentraré en unas áreas muy concretas de esta zona tan salvaje.
Empecé la jornada en Puente Huera, desde donde cogí el camino al Derrabau, el cual por la zona denominada los Cadibinos alcanza una vega cruzada por la riega Viarcellós.
Para acceder de este valle hasta el valle paralelo por el que baja la riega de Trespuniellos hay que subir a una collada para luego bajar a la riega por una fortísima pendiente que en su zona inferior requiere un poco de cuidado o descolgarse con una cuerda de un árbol próximo a la riega. Las partes inferiores de estas dos riegas, presentan saltos de agua que requieren rapeles para su descenso hasta el Sella. Están descritas con precisión por Pablo Solares en su libro de barrancos de Asturias.
Una vez alcanzada la riega Trespuniellos, si se cruza, se introduce uno en la canga más cercana al Sella de las cinco que bajan del Cueto Gonzalo, la canga Granzena. Esto lo describo en el otro reportaje, pero yo en esta ocasión quería subir por alguna canga más alta, es decir más próxima a la cima del Cueto Gonzalo, puesto que esas cangas son más largas y alcanzan cotas más elevadas. Para ello no me quedaba más remedio que ascender la riega Trespuniellos hasta encontrar el acceso a una de las cangas superiores. En la siguiente imagen se ve la riega y a su derecha las cangas.
Imagen
Esta riega es muy oscura ya que está muy encajonada y rodeada de altas paredes.
Imagen
Caminar por ella produce sensaciones extrañas, pero es preciosa.
Imagen
La riega en esta zona presenta algunas cascadas de poca altura y pozas muy poco profundas.
Imagen
Cada pocos metros hay pequeños resaltes que con trepadas fáciles unos y rodeando otros cerca del cauce por las paredes laterales permiten progresar riega arriba.
Imagen
Este era mi segundo intento de subir la riega. Hacía un mes, en esta misma zona, resbalé en la riega y después de caerme noté algo de dolor en un dedo. Al sacar la mano del guante observe como las dos falanges superiores del dedo anular de la mano derecha estaban paralelas al pulgar, señal inequívoca de que algo no iba bien. Bajé la riega rápidamente y en dos horas estaba en el hospital de Arriondas donde un médico me hizo ver las estrellas colocándome el dedo en su sitio ya que afortunadamente estaba dislocado y no roto como me había temido. Por cierto, le pregunté al médico si cuando me disloqué el dedo tenía que haber intentado enderecharlo yo mismo, es decir poniendo un palo entre los dientes y dando un fuerte tirón hasta escuchar un chasquido. ¡En las películas parece tan fácil! Y la respuesta fue que no, ya que para hacer eso hay que saber y si por mala fortuna el dedo está roto y no dislocado, puedes producirte una avería pero que muy seria.
Más adelante me encontré con un obstáculo que no pude superar ya que la riega está bloqueada por dos grandes bloques encajonados y por debajo hay una zona vertical con musgo por la que no se puede trepar.
Imagen
Me di la vuelta y bajé por la riega hasta que una zona sin paredes me ofreció una escapatoria por la derecha. Se trataba de la canga Llimayu, cuya entrada desde la riega es así. La canga tenía pinta de dejarse subir sin dificultad aunque no sabía si desde el collado cimero de la canga habría bajada hacia el siguiente valle sito más al Sur.
Imagen
Ascendí por la pendiente canga y llegando a la zona alta de la misma me encontré con un precioso abrigo que mostraba signos de haber resguardado ganado bovino no hace mucho.
Imagen
En la parte superior de la canga, los arboles dejan paso a una zona de hierba y de repente observé unas cuantas ovejas. Menuda sorpresa, ver que todavía algún pastor trae ovejas hasta aquí. Si había ovejas eso significaba que al otro lado de la sierra que baja del Cueto Gonzalo, la canga continuaba porque era el único sitio por donde esas ovejas podían haber llegado hasta aquí.
Imagen
Algunas ovejas se acercaron a chupar la sal del sudor que se había acumulado en la ropa.
Imagen

En el collado de la canga se me abrió una maravillosa vista al salvaje valle de La Provía. Este valle tiene una fuerte caída en su parte inferior por lo que no se puede alcanzar el Sella caminando. En cambio, no sabía si el valle tenía salida por arriba, así que decidí explorarlo.
Imagen
Este valle está separado del siguiente, el del Embudo, por la sierra del Jorcau. Esta sierra tiene en su punto medio tiene un collado en forma de U, a su izquierda hay una peña llamada Peña Furada y debajo de su cima existe una grandísima oquedad en la roca y que se ve bien en la foto siguiente.
Imagen
Aunque parezca increíble, el acceso a este valle desde el valle del Embudo, se hace a través de la oquedad de la foto anterior, como mostraré más adelante. Por el Norte el acceso es a través de la canga por la que había venido o por las otras cangas paralelas a ésta y que bajan del Cueto Gonzalo.
Pero lo sorprendente fue que desde este collado, pude por fin entender de donde venía ese rayo de luz que me atraía tanto cuando por las mañanas conducía por la foz de los Beyos.
Imagen
La bajada al fondo valle por este lado de la canga es muy pendiente.
Imagen
Las cangas vistas desde el Sur son solo cuatro, es decir la más alta, la de Gonzalo, solo existe en el lado Norte de la sierra de Cueto Gonzalo. Para el lado del valle de Provía esa quinta canga se convierte en una pared de roca. En la foto siguiente se puede ver desde el Sur las cuatro cangas y la cruz está situada en la canga LLimayu por donde bajé.
Imagen

Decidí explorar el valle de la Provía para ver si tenía salida hacia arriba, hacia la Campera Roxena por donde pasa el camino de los Beyuscos. Mirando hacia arriba desde el fondo del valle no albergaba muchas esperanzas de poder escaparme hacia arriba.
Imagen
Me parecía que el valle era muy estrecho pero había observado que en su parte derecha, en la falda de la parte Norte de La Plana, había una ladera herbosa muy inclinada que quizás ofreciera un paso. Como me temía el valle es incómodo de subir ya que esta recorrido por un canchal y se va encajonando poco a poco hasta acabar unas paredes por las que discurre una cascada que en verano muestra este aspecto. En su base se acumula el agua y seguro que la usan los animales para beber.
Imagen
De la que subía pude observar restos de muros de alguna construcción que antaño habrían usado los pastores para refugiarse ellos o su ganado.
Imagen
Curiosamente en la parte superior del valle, donde más estrecho y pedregoso es, apareció un diminuto sendero de animales. La única razón para que animales vengan hasta aquí ha de ser la de aprovechar esa ladera tan herbosa que había observado de la que bajaba de la canga y que va desde la parte superior de la pared derecha que cierra esta riega hasta la base de la Plana y que se ve en la foto siguiente.
Imagen
A pesar de tener cerca esta zona herbosa que seguramente aprovechan los animales, las paredes verticales que encierran la riega no permiten el acceso directo a la misma. Bajando un poco y cerca de la cascada llena de musgo, observé un posible acceso que se distingue bien por la presencia de una curiosa línea de rocas que permiten bastante cómodamente acceder a esta zona superior. Una vez superada esta zona bastante vertical que encierra la riega, se accede a la base de la Plana. Rodeando la base de la pared de la foto hacia arriba y la izquierda esperaba poder alcanzar la Campera Roxena.
Imagen

Pero esta zona herbosa va ganando en inclinación hasta el punto que para poder progresar hay que hacer hierba-tracción con mucho brío. La hierba estaba muy mojada y mi destino no era la Campera Roxena sino las Monxinas, así que decidí dar la vuelta. En la foto siguiente muestro el punto donde decidí no proseguir, aunque yo opino que con la hierba seca se puede alcanzar el camino de los Beyuscos desde este punto, aunque la grandísima inclinación de esta zona me deja prácticamente convencido de que no existía sendero alguno por aquí. En la foto se puede ver a la derecha la ladera herbosa sita debajo de los paredones de la Plana, en el medio unas paredes que forman la parte superior de la canal por la que baja la riega de la Provía y que corta el paso desde donde me encontraba hasta la zona denominada el Llambriu debajo del collado del Huergo.
Imagen
Echando la vista un poco a la izquierda se ve el Cueto Gonzalo y las cangas de la Texa y Llimayu. Se puede ver como la quinta canga, la de Gonzalo, no tiene continuación a este lado Sur de la sierra.
Imagen
Y ahora a por el objetivo del día, el arco de la Monxina superior. Bajé de nuevo por el valle de la Provía ya que el acceso a las Monxinas se hace a la altura de la canga de la Texa. La subida discurre por una zona muy pendiente, al lado de un regato seco que se puede evitar por una zona de bosque.
Imagen
Echando la vista atrás había una panorámica estupenda de la sierra de Cueto Gonzalo y por detrás de éste la zona del Derrabau, Jucantu, la pica del Forcau Blanco que separa las paredes de Rúes de Acá de las de Rúes del Medio y que se ven a la derecha entre la niebla.
Imagen
Por alguna razón incomprensible, a pesar de que en esta canal no había mucha hierba se veían huellas de animales. No le encontraba explicación hasta que apareció un rastro muy marcado que se desviaba de la canal hacía una pared y que seguí para ver a donde me conducía.
Imagen

Y de repente lo entendí todo, los animales suben hasta aquí arriba porque existe una gran cueva en la base de la pared que les sirve de refugio. ¡Qué curioso!
Imagen

------------- continua -------------------

Avatar de Usuario
noyar
Mensajes: 108
Registrado: Lun Feb 11, 2013 7:09 pm

Re: Las Monxinas

Mensaje por noyar » Mié Jul 30, 2014 10:15 pm

Desde la cueva hacia arriba, la canal se va haciendo cada vez más estrecha y pindia. La Monxina superior se esconde y sólo se ven las cimas de las otras tres. Para alcanzar la primera, esperaba encontrar un paso que me permitiera girar a la izquierda.
Imagen
Afortunadamente, existía dicho paso y al girar, por fin apareció el objeto tan deseado, el arco que estaba buscando.
Imagen
Seguí subiendo pero justo debajo del arco hay unas paredes que no permitían el acceso al mismo. ¡Qué desilusión! Pero daba igual, estaba la altura del arco, e incluso lo superé hasta una estrechísima collada que separa esta primera Monxina de la segunda y que da vistas al valle del Embudo. La collada da paso a una estrecha canal que acaba en lo que a mí me pareció un cortado aunque esto tengo que confirmarlo algún día que pueda observar las Monxinas desde el Sur.
Imagen
De la que bajaba, y cuando ya había dejado el arco por encima de mí, observé que quizás desde la canal donde me encontraba podría acceder a otra canal, paralela y que separa La Plana de la primera Monxina. Quizás todavía no estaba todo perdido, había que intentarlo, y para ello había que rodear la base de la primera Monxina.
Imagen

Después de una trepada fácil, descendí a la canal que es muy pendiente y más estrecha aún que la anterior, pero usando la técnica de hierba-tracción se sube bien.
Imagen
¿Alcanzaría por aquí el arco? Y de repente......¡premio!......ahi estaba el causante de que tantas mañanas alzara la vista desde la carretera de los Beyos para ver un precioso rayo de luz atravesar como si de magia se tratase la primera Monxina.
Imagen
Un poco más arriba, la collada que separa La Plana de la primera Monxina, es también muy estrecha y presenta unas vistas fabulosas de la Devesa.
Imagen
Bajé hacia el otro lado hasta que me encontré con otro cortado, no sin antes ver esta preciosa hendidura en la pared.
¡Vaya gozada de día, estaba viendo unas cosas maravillosas!
Imagen
La pared que da acceso a la cima de esta Monxina es muy vertical y plana, aún así me pareció que es más fácil desde este lado que desde el anterior collado, pero se necesitaría material de escalada para ascenderla.
Imagen
Ya era hora de regresar, pero la intención era bajar por la Provía y a la mitad pasar al valle del Embudo, al que tendría que acceder a través de la oquedad sita debajo de Peña Furada. La sierra que separa el valle del Embudo del de la Provía se ve muy bien desde aquí arriba. Va desde el Sella hasta las Monxinas y se llama la sierra de la Peña del Jorcau.
Imagen

De la que bajaba de la primera Monxina encontré un paso a una canal que está entre la segunda y tercera Monxina. Allí evalué la posibilidad de bajar al valle del Embudo directamente sin pasar por la oquedad de la Peña Furada, pero me pareció que había unos cortados que me lo impedirían, así que decidí ir por lo segao.
Después de bajar bastante por el valle de la Provía, hasta la altura de la canga de la Muda, giré hacia la izquierda y me introduje en un precioso bosque hasta que de repente se hizo la luz. Como si de una aparición se tratase, surgió entre los arboles el paso de Peña Furada.
Imagen
Este paso, es impresionante, en realidad no es un arco, ya que la Peña Furada es muy ancha, si no que se trata de una cueva de entrada amplísima en cuya parte posterior ha habido un desprendimiento de rocas que ha resultado en una apertura hacia el otro valle. Las mismas ovejas que había encontrado en la cima de la canga de Llimayu, me estaban esperando aquí ahora.
Imagen
Desde la parte posterior, hay una vista maravillosa de las cangas de la sierra de Cueto Gonzalo.
Imagen
Ya una vez en el otro lado, el acceso a esta especie de túnel es mucho más pequeño como se ve en la foto siguiente.
Imagen
Cuando atraviesas completamente esta oquedad das vista al valle del Embudo, pero te recibe este con una caída muy importante.
Imagen
Inmediatamente después de la salida de la cueva a este valle hay que desviarse a la izquierda a coger una estrecha vira que va pegada a la pared y que conduce a un sendero que te permite bajar al fondo del valle.
Imagen
Pero para acceder a esta vira se interpone la caída que enseñe antes. Y aquí se presenta de nuevo otro testimonio de la inteligencia de los pastores de antaño, los cuales para superar esta caída y permitir el acceso de los animales a la entrada de este paso entre los dos valles, construyeron una especie de puente armado hecho de rocas y troncos.
Imagen
De la que bajaba por este valle, me di la vuelta para ver por donde había cruzado la peña Furada y me asombré de lo dificultoso que resulta adivinar el paso desde este lado, ya que está en medio de una pared impresionante, por la que hay que acceder muy pegados a otra pared que aparece a la derecha de la foto.
Imagen
El valle se baja sin dificultad, después crucé el río y para finalizar me puse ciego de un delicioso queso de los Beyos regado con sidra en Puente Huera para festejar otro precioso día en la montaña asturiana.

Saludos y que tengáis un buen verano todos.

Avatar de Usuario
budiel
Mensajes: 1236
Registrado: Mié Sep 14, 2011 4:11 pm
Ubicación: Santander

Re: Las Monxinas

Mensaje por budiel » Mié Jul 30, 2014 10:39 pm

Bravo, Noyar kk2:) kk2:) kk2:) .

Enhorabuena por haber encontrado el objeto de tus deseos, imagino que el trabajo de investigación habrá sido de lo más gratificante, me has tenido con el corazón en un puño mientras subías y bajabas por esas canales y cangas.

Y digo yo, ya que has enhebrado esa aguja, ¿no te quedan ganas de darle un tiento a la punta (:)?

PedroSL
Mensajes: 1205
Registrado: Mié Ago 05, 2009 1:45 pm

Re: Las Monxinas

Mensaje por PedroSL » Jue Jul 31, 2014 8:57 am

budiel escribió:Y digo yo, ya que has enhebrado esa aguja, ¿no te quedan ganas de darle un tiento a la punta ?
No sé lo que pensará Noyar, pero lo que se dice descansado a pie de via no creo que se llegue :lol:
Bueno Noyar, si como forero tengo voto un dia para elegir el mejor reportaje, me da que estarás entre los primeros kk2:)
Si siempre me parece muy interesante ese "montañismo de investigación", esta aventura en busca del rayo de sol me ha
parecido fascinante.
Enhorabuena y que sigas desentrañando misterios (y mostrandolos aquí ;) )

pineda
Mensajes: 50
Registrado: Lun Sep 11, 2006 3:04 pm

Re: Las Monxinas

Mensaje por pineda » Jue Jul 31, 2014 3:27 pm

Impresionante !!!
Actividades solo aptas para muy pocos.
¡¡¡Enhorabuena!!!

Avatar de Usuario
12direx
Mensajes: 532
Registrado: Dom Sep 12, 2010 3:43 pm

Re: Las Monxinas

Mensaje por 12direx » Jue Jul 31, 2014 7:10 pm

Espectacular recorrido y relato Noyar. kk2:)

Aunque desconozco toda esa zona, el reportaje, transmite la intriga y la satisfacción, al ir en busca de lo desconocido, descubriendo todos esos tesoros escondidos, además con todo lujo de detalles. kk2:)

Saludos.

Avatar de Usuario
Treparriscos
Mensajes: 936
Registrado: Sab Feb 04, 2006 10:15 pm

Re: Las Monxinas

Mensaje por Treparriscos » Vie Ago 01, 2014 11:29 am

¡Fantástico, noyar!

Gracias por mostrarnos todos esos lugares. Ese acceso desde la parte inferior de La Provía hacia las laderas superiores lo tenia en mente desde hace tiempo...

Efectivamente, al otro lado de las horcadas de Las Monxinas (Cuatro Picos) hay cortados:
Imagen

PD: creo que es hora de cambiar tu nick: el noyar ha crecido. Ahora es un auténtico ilabaj :lol: :lol: .

¡Hasta pronto! ;)

Responder

Volver a “CORDILLERA CANTÁBRICA”