Peña Cigal: la cresta de la ola

Reglas del Foro
Sólo reportajes, por favor. Para hacer preguntas o informar, utilice el subforo correspondiente. No se admiten actividades que sean un link a otra dirección distinta a Foropicos o Picoseuropa , a menos que sean un complemento del publicado aquí (y no al revés).
Aquí tiene las normativas generales. Por favor, respételas y, entre todos, conseguiremos un foro mejor organizado.
Avatar de Usuario
antonio:
Mensajes: 936
Registrado: Dom Sep 04, 2005 11:07 am
Ubicación: El destierro

Peña Cigal: la cresta de la ola

Mensaje por antonio: » Dom Oct 21, 2012 9:22 pm

Nota Previa

Esta ascensión está hecha por la que se puede considerar “vía normal” para subir a Peña Cigal. Sin embargo, está hecha en un momento poco aconsejable, cuando el terreno todavía estaba húmedo después de grandes lluvias. Teniendo en cuenta lo delicado del terreno, nuestro consejo es que, si se quiere repetir, lo mejor es esperar a que esté seco

Esta consideración puede hacer pensar que nosotros estamos “zumbados”. Sería lógico y no lo íbamos a discutir. Pero zumbados o no, tomamos todas las precauciones que sabíamos y podíamos.

Fuera de esta vía “normal” no existe otra alternativa para hacer cumbre que marcarse una escalada muy dura o de “altos vuelos”

........................................................................................................................................................

La Liébana y los Picos de Europa son como dos micromundos que la diosa Gea habría unido de forma indisoluble. Como en toda unión sólida, su fortaleza está en su complementariedad. Los Picos son el micromundo de las calizas, por cuyas rendijas infinitas el agua se sumerge, dejando tras de sí un paisaje desolado e inhóspito salvo para los rebecos y las cabras. La Liébana es el micromundo de las areniscas, pizarras y otras rocas impermeables, por las que el agua resurge en infinitas fuentes, para dar a sus habitantes un paisaje de bosques y praderas donde gozar de los frutos de la vida.

Sin embargo, ese contraste no es absoluto, pues en algunas partes de Liébana el dios Ponto dejó como recuerdo unos crestones calizos que sobresalen altivos y verticales entre cumbres y valles ondulados. Esos crestones calizos se formaron en el mismo pasado remoto que la mole de Picos, en el carbonífero, hace más o menos 300 millones de años, por lo que en cierto modo son como trozos desgajados de su cuerpo ciclópeo.

El crestón más importante atraviesa el valle más oriental de Liébana formando los resaltes calizos de Peña Dobres, Peña el Castro, Peña Jorá y otras. Cada una de esas “peñas” compite por ser el pequeño Picu de Liébana. Por su forma de pliegue, ese crestón de caliza carbonífera parece una ola petrificada en un mar de praderas. Como tal, posee una atracción especial y nos incita a encaramarnos a ella. Subidos a su cresta podríamos sentir que cogemos una ola caliza venida de los Picos y recorremos flotando los valles de Liébana.

De todas las crestas de la ola, hay una que sobresale sobre las demás, la cresta de Peña Cigal. Por su verticalidad y su masa imponente, Peña Cigal es la parte de la ola donde la mar se puso, sin duda, más brava.

Cuando Blas pasó junto a ella, dijo “La Cigal cada vez me llama más” http://www.foropicos.net/viewtopic ... 17&t=21196. No me extraña, desde que yo la descubrí me pasó lo mismo, que cada vez “me llamaba más”.
Imagen

Tanto me llamaba que llegó el día en que decidí subirme a ella. Me acompañó otra amante de las olas rocosas, pero aquel día solo subimos a su lomo por El Escalillo.
Nandi avanzando por el paso de El Escalillo en la cara sur de Peña Cigal en el pasado mes de marzo
Imagen

Existiendo "dos ansias vivas" queriendo subirse a la misma ola, solo faltaba que uno (Blas) llamara al otro. Y este otro llamó a dos marineros de los que se dejan seducir por cualquier “roca a la vista” y así se formó el equipo de cuatro que se propuso subir, o mejor escalar, a Peña Cigal. Este es el relato de la escalada con el acompañamiento fotográfico de rigor.

Salimos de Vendejo por una pista que llega hasta el collado Goya, entre la Peña Cigal y la Peña Camponuera.

Desde la pista vemos asomar la cara norte de Peña Cigal y la zona por donde asciende la canal-vía que lleva a su cumbre. Esta canal solo aparece descrita en una reseña de mendikat
http://www.mendikat.net/monte.php?numero=2232

La cara norte vista por nosotros y la vía que trazamos con la mirada
Imagen
Imagen

Frente a la desnudez de la cara sur, la cara norte aparece tamizada por un manto herboso y habitada por una singular colonia de tejos dispersos. Desde cierto punto de vista, ese manto herboso la hace parecer más amable, pero desde nuestro punto de vista la hierba la hace más esquiva y peligrosa. Puestos a confiar, inspiran más confianza los tejos, que no en vano son los árboles de la inmortalidad.

Con buen ánimo llegamos a pie de vía, nos vestimos para la ocasión y nos metemos en faena.

El capitán de la tropa, ¡y vaya tropa!, estudia el panorama
Imagen

Desde los primeros pasos, nuestro capitán siente la humedad bajo sus pies y no deja de repetir: “estamos zumbados”, “estamos zumbados”. Pero mi capitán: ¿cómo vamos a pretender subir a una ola y encontrarla seca?

Blas en la primera reunión y Toño progresando en el primer largo
Imagen

Los primeros 40 o 50 metros se superan por una vira herbosa escalonada, relativamente fácil hasta que te encuentras con una placa pulida de mal agarre y paso “raro”. Este es el primer paso clave, que si se da no admite vuelta atrás. A su salida está el spit que habían dejado “los de Mendikat” (gracias chicos) y que Blas utiliza como primer punto de aseguramiento y reunión.

A continuación salimos en lateral pegadísimos al abismo hasta alcanzar una especie de gran nicho con abundantes vestigios caprinos. Se asciende por terreno fácil de gradas, pero siempre muy inclinado. Unos salimos por la izquierda a una zona de cresta sobre el abismo y otros salen por la derecha directos a un árbol protector. Unos en el árbol y otros en una roca, cada pareja monta su reunión.

Blas al final del segundo tramo dando indicaciones
Imagen

Los dos primeros de cada cordada, cada uno en su punto de reunión
Imagen

Desde las reuniones ya se ve que el tramo siguiente es el más vertical. Frente a nosotros hay un peñón rocoso de pinta muy poco simpática, salvo si le miras por el lado donde le ha nacido un pedazo de tejo. Por ese lado tenemos que ir
Imagen

Antes de llegar al tejo hay que superar dos escalones bastante verticales

Carlos superando un escalón rocoso
Imagen

Uno de los tejos que han elegido Peña Cigal para demostrar su capacidad de aferrarse a la vida
Imagen

Después de los escalones reptamos por una nueva playa y nos damos de bruces con un murete de roca. Este es el paso más complicado de la ascensión. La parte “buena” del paso es que tiene roca donde apoyarse y agarrarse. La parte “mala” es que es totalmente vertical. Encima del paso Blas monta la tercera reunión. ¡Así se puede navegar seguro, mi capitán!

Blas en la salida del muro esperando al último de las dos cordadas
Imagen

A partir de aquí, lo que queda hasta la cresta es una playa más amplia que ya subimos sin asegurar, siempre con la precaución que exige la fuerte inclinación. Para ello hacemos una trazada que nos lleva cerca de cumbre, aunque eso exige un corto flanqueo sobre hierba muy aéreo. Otra opción (la de Mendikat) es salir más atrás.

La playa final para salir a cresta. Por debajo, el filo rocoso donde se encuentra la salida del muro
Imagen
Flanqueo en la parte alta antes de salir a cresta

Imagen

Y así llegamos a la cresta de Peña Cigal, cuya capacidad de impresionar supera incluso lo que habíamos imaginado. Sí, aquí estamos, sobre esta cresta tan elegante como imponente, como salidos de un sueño marino para deslizarnos en el filo de una ola sobre los valles de Liébana.
Imagen

A diferencia de la ascensión por hierba, la cresta ofrece un suelo rocoso firme, pero en un par de pasos se estrecha tanto que pide andar a cuatro patas. Ensamblados como vamos nos recordamos que si uno quiere volar por un lado, el otro debe comportarse como buen compañero y volar por el otro.
Imagen

Y ya en la cumbre, podemos ver otras crestas de la ola por las que salir otro día a navegar
Imagen

En ese momento, un objeto inesperado nos recuerda que para subir hasta aquí con terreno húmedo, más que soñar con olas calizas, lo que hay que estar es “como un cencerro”. Sin embargo, es esa naturaleza cencerruna lo que nos permite disfrutar de estos momentos de camaradería.
Imagen
Imagen

Y en la cresta de una ola tan bella, dejar la foto de nuestro queridoYerai para que siga su navegación por el cielo. Yerai: como la ola es infinita, el vacío ocupa solo un instante, porque sobre ella nos volveremos a encontrar para siempre.

En la bajada por la cresta es imposible no detenerse varias veces para imprimir en la memoria la belleza de ese instante. Sobre un lomo tan bello, Yerai puede sentir que cabalga sobre Bucéfalo y, emulando a Alejandro, une los Picos con la Liébana y la tierra con el cielo.
Imagen
Imagen

Lo que queda a continuación es bajar hasta la salida del muro rocoso y encadenar los tres rápeles que nos llevarán a terreno firme.

Primer rápel desde la salida del muro rocoso (R3). Dejamos un cordino
Imagen
Tramo final del primer rápel
Imagen
Segundo rápel desde el árbol utilizado como R2. Dejamos cordinos con maillón.
Imagen
Tercer rápel desde el spit dejado por “mendikat”

Imagen

En tierra firme nos espera el fiel perruco que nos ha acompañado desde Vendejo y que se ha quedado guardando nuestras mochilas. Su fidelidad resulta enternecedora.
Imagen

Y por último, una mirada de despedida a la proa intimidatoria de Peña Cigal
Imagen

A partir de nuestra experiencia, os dejamos aquí nuestra representación y graduación de la vía. Al respecto, hay que tener claro que la graduación en este terreno es muy elástica, pues la dificultad varía mucho de terreno seco a terreno húmedo. En seco, los pasos clave pueden ser un II+ (placa) y un III+ (muro), pero con terreno húmedo pueden equivaler a un III y un IV. Así lo indicamos en el croquis. En el resto de la ascensión, la dificultad no baja de II, ya sea por la precariedad de los apoyos en hierba, por la gran inclinación o por lo aéreo del paso.

En definitiva, que subir a Peña Cigal por esta vía exige una concentración plena todo el tiempo. Imagen



Salud!...os y hasta pronto
Última edición por antonio: el Mar Oct 23, 2012 7:34 pm, editado 1 vez en total.
Los Picos de Europa son una desviación anarquista del sistema hegeliano: en ellos lo inverosímil se hace realidad y la realidad se hace inverosímil.

Avatar de Usuario
Koky
Mensajes: 1280
Registrado: Mar Nov 21, 2006 11:28 pm
Contactar:

Re: Peña Cigal: la cresta de la ola

Mensaje por Koky » Dom Oct 21, 2012 11:05 pm

¡¡¡Hosty,tu...!!! eso es lo que yo desde hace mucho denomino como "un quinto en hierba" :twisted: ¡¡¡un "prau" dificil de segar,ciertamente...!!!
:mrgreen:

Avatar de Usuario
EduCO
Mensajes: 1710
Registrado: Mié Mar 05, 2008 12:06 pm
Ubicación: Santander

Re: Peña Cigal: la cresta de la ola

Mensaje por EduCO » Lun Oct 22, 2012 9:53 am

¡Enhorabuena a los cuatro por esa montaña!
J.Blas, desde aquel día del Bistruey, que por cierto bien lo pasamos, ya se te cruzó en la cabeza y te la has podido sacar pájaro!!
¡FELICIDADES! kk2:)
Amo a la humanidad, lo que me revienta es la gente.

Avatar de Usuario
Andoni
Mensajes: 1221
Registrado: Mié Jun 13, 2007 8:06 am
Ubicación: Las Presillas

Re: Peña Cigal: la cresta de la ola

Mensaje por Andoni » Lun Oct 22, 2012 9:01 pm

¡Vaya pasada, compañeros! Menudo terreno en mixto ese de la Peña Cigal. Antonio, el reportaje genial, como siempre. Me ha encantado, ojalá encuentre algún compañero para incarle en diente algún día. Saludos a los cuatro.
J Blas, ¿qué pasó en la aguja Bustamante? que estoy esperando a tu reportaje.

Avatar de Usuario
J. Blas
Mensajes: 2600
Registrado: Mar Mar 28, 2006 5:59 pm

Re: Peña Cigal: la cresta de la ola

Mensaje por J. Blas » Mar Oct 23, 2012 7:25 pm

j(: Increíble Antonio es un placer leerte, madre mía parece un libro
Si yo supiera explicarme como tú y escribir.
Que decirte, que fue un placer estar con vosotros, Yo le tenía ganas a la Cigal, pero tú anda que no. (:)
La verdad que no estaba para meterse, la hierba estaba empapada, pero ya metidos en tomate, se asegura bien y punto,
que vamos hacer.
Y como tu bien dices: Y pronto estaremos navegando otra vez marineros por esas olas, y yo capitán, pobre de mí, el que friega los suelos en el barco kk6:)
PD: Por la otra cara buenas vías tiene de escaladas.
Un abrazo a los tres
Unas fotos
Ahí están esos pájaros
Imagen
Ese Toño
Imagen
En el espit puesto por Javi Urrutia
Imagen
Juan Carlos y Toño
Imagen
Yo me lie y subí a la aguja
Imagen
No sé si serán buenas o no, pero como para venir aquí a coger setas kk3:)
Imagen
Por la arista Antonio
Imagen
Qué bonita, Juan Carlos y Toño disfrutando
Imagen
Creo que es la Peña Don Diego
Imagen
Menudos cuatro cencerros :twisted:
Imagen
El macizo del Friero
Imagen
Todo el Llambrion, y su corte.
Imagen
El central con su Picu , menuda vista tiene la Cigal
Imagen
La Morra nos saluda
Imagen
Caloca y el bosque en otoño
Imagen
La Hermida con su Cueto Agüero, Peña Ventosa y compañía
Imagen
Vámonos para abajo, que hay hambre
Imagen
Y a rapelar, que no está como para destrepar por la hierva
Imagen
El perro que nos acompaño todo el día, buen perro
Imagen
Bonita la Peña Ciqueras
Imagen
Adiós Cigal lo pasamos bien, navegando contigo. ;)
Imagen

Avatar de Usuario
Pepe García
Mensajes: 9280
Registrado: Mié Nov 30, 2005 11:38 pm
Ubicación: Asturianu en Valladolid

Re: Peña Cigal: la cresta de la ola

Mensaje por Pepe García » Mar Oct 23, 2012 8:42 pm

Muy bien, muy bien, precioso. Juntándose ansiavivas y zumbaos, ¿qué se puede esperar? kk2:)

Avatar de Usuario
Nandi
Mensajes: 2246
Registrado: Vie Abr 23, 2004 10:04 pm
Ubicación: Madrid

Re: Peña Cigal: la cresta de la ola

Mensaje por Nandi » Mié Oct 24, 2012 7:39 am

¡¡Anda bandidos!!!!!, con las ganas que tengo a esa Peña medio explorada..... Si la llamada me llega un poco antes allí me había plantado ;) .
Además con los cuatro cabras locas que os habeis juntado, la diversión asegurada....ummmmm, habrá que organizar otra para que en vez de cuarteto seamos quinteto.
j2(:
Nunca digas de esta agua no beberé

Responder

Volver a “CORDILLERA CANTÁBRICA”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados